A estas alturas de la película, ya nadie se sorprende de lo que diga y haga el presidente Sanchez.

Todos sabemos que es un hombre sin palabra, o mejor dicho, de mucha palabrería y de poca seriedad. Como se ve en este vídeo de 2016, en uno de tantos ejemplos, negaba que fueran a entablar ni siquiera relación con los que ahora son sus socios, Bildu los herederos de ETA.

Ni siquiera voy a valorar el que se pueda o no pactar con los señores de Bildu, porque cierto es que la ley les permite presentarse a cargo político, y han sacado representación en el Congreso de Diputados, pero para los que tenemos memoria y somos conscientes de que han llegado al Congreso defendiendo y defendidos por la banda terrorista ETA con casi 1000 asesinatos de inocentes en la etapa democrática, el pacto con Bildu es simplemente UNA INFAMIA.

Pero como digo, no es solo que se haya producido la infamia de elegir a Bildu como socios de investidura, es que además, como nos tiene por cierto acostumbrados, ha vuelto a mentir asegurando que jamás haría tal cosa.

Quien puede fiarse de este presidente mentiroso.

Yo imagino lo que pueden pensar de la fiabilidad de la palabra de Sanchez, otros líderes europeos cuando se sienten con él.

Así nos va.

Domingo Martín

Ver todas las publicaciones

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *